Guayaquil Country Club

  • Año: 2017 - 2021
  • Estado: En construcción
  • Ubicación: Samborondón, Ecuador
  • Cliente: Guayaquil Country Club
  • Equipo PCDO: Guillermo Paulson, Juan Pablo Costa, Nicole Birkett, Dominique Dassum, Diego Cajas, Jorge Gándara
  • Colaboradores: EDSA, RTJ, Gómez Platero

El nuevo Guayaquil Country Club tendrá su sede en el km 14 de la vía a Samborondón, en el sector de Barranca, junto al río Babahoyo. El terreno es de 111 hectáreas con 46 para desarrollo residencial y 65 para el club (51 para cancha de golf de 18 hoyos y 14 para Casa Club y demás deportes).

La antigua sede del club al igual que muchos clubes tienen como problema principal la falta de integración de sus socios, ya que cada uno se enfoca en su actividad sin recibir ningún incentivo de interacción social con el resto del club. Decidimos tomar esto como un punto de partida para generar un diseño que funcione con filtros entre espacios donde se promueva la comunidad entre socios.

Como resultado el concepto arquitectónico de la nueva casa club se basa en pabellones dispuestos a lo largo de ejes radiales. Estos ejes convergen dándole ubicación céntrica a la casa club. Al mismo tiempo en los ejes se aplican muros con diferentes materialidades y tamaños controlando la privacidad y relación entre ciertos ambientes. Esto genera una serie de volúmenes que se emplazan sobre el terreno aprovechando diferentes vistas y sectores que permitirán a los socios sentirse involucrados con la naturaleza disfrutando la actividad que realice sin que otra ocupación lo distraiga.

Considerando que en la ciudad hay pocos edificios interactuando con la naturaleza directamente, esta oportunidad se volvió en otro enfoque importante del proyecto. Los pabellones se sentirán inmersos en la naturaleza para disfrutar de los beneficios del paisajismo único que ofrece el club y su cancha de golf. Como materiales predominantes se usa madera y piedra para lograr integrar texturas naturales dentro del club y rescatar elementos de las casa club de la sede antigua. Además la arquitectura tiene como meta un mayor ahorro de energía con el uso eficiente de grandes aberturas y cubiertas para crear ambientes frescos de esparcimiento aprovechando brisas del río y luz natural.

Se han planificado áreas para crecimiento del club que no afecten las edificaciones ya instaladas. Se ha estudiado con detalle las diferentes actividades que pueden darse, sean deportivas, sociales o de servicio de forma que estas no se crucen entre si y el club tenga ambientes ideales para sus espacios y optima funcionalidad en sus áreas de servicio. Los flujos de los distintos socios han sido claves para ubicar las canchas deportivas, pabellones de la casa club e ingresos de insumos de servicio.

El Country Club será un proyecto insignia para la ciudad de Guayaquil, traerá campeonatos internacionales para los distintos deportes que ofrece. Este proyecto recibió el Premio BR 2018 al mejor Masterplan en Ecuador.